Recorrido clásico dentro de las etapas de la Vuelta Ciclista a España. Nos encontramos con un puerto de segunda categoría, con tramos de fuerte pendiente que alcanza una cota próxima a los 2000 m de altura. El recorrido parte de la población de Alcalá de la Selva y asciende por la carretera A-2705 hasta alcanzar la estación de esquí de Valdelinares, atravesando un frondoso bosque de pino negro. Toda la ruta está señalizada para ciclistas, con indicaciones de los kilómetros pendientes y la pendiente media del próximo kilómetro.

 

Descripción:

El ascenso arranca en la rotonda de la carretera A-228, junto a la gasolinera de Alcalá de la Selva. Tomamos la carretera A-2705 en dirección a la estación de esquí de Valdelinares que en sus dos primeros kilómetros ofrece un desnivel poco exigente. Una vez dejamos atrás las urbanizaciones y nos adentramos en el pinar, la pendiente aumenta notablemente, encontrándonos varias curvas de herradura con máximas de 12%. A 4 km de la cumbre tenemos un ligero descanso con un tramo menos exigente donde recuperar las fuerzas que nos exigirán los dos últimos kilómetros. El puerto finaliza en un falso llano a unos 300 metros de la rotonda de acceso a la estación de esquí.

 

Notas:

La carretera tiene un firme aceptable dadas las duras condiciones ambientales con largos inviernos de nieves continuadas. A pesar de no contar con arcén, cuenta con dos carriles por lo que los vehículos a motor pueden adelantar a los ciclistas sin comprometer su seguridad. Además tiene señales de advertencia que indican la presencia de ciclistas a los vehículos de motor.